Saturday, March 12, 2011

Todo termina





Bueno, para los que sigan esto y aún no lo sepan, ya estamos de vuelta, después de un viaje sin problemas.

Arrancamos bien temprano a eso de las 5am peleándonos con el remisero que nos llevó a La Guardia que nos quería cobrar más de lo que nos habían dicho al contratarlo. Nuestro vuelo salía 6:10am a MIA, llegando pasadas las 9am. Un par de hs más tarde salía el vuelo a EZE (no sé si es algo nuevo, pero es la primera vez que hago este vuelo de día y no de noche), el cual llegó puntualmente a las 9:50pm hora local de BA.

Creo que para los chicos fue una linda experiencia, y cada uno la vivió a su manera.

Maggie, al aterrizar en EZE, me miró y me dijo: "Podemos volver?". Misión cumplida.

Thursday, March 10, 2011

Una de cal y una de arena


Ayer le tiramos flores al subte, y hoy va un palo.

Ayer a la mañana, al parar el subte en que íbamos en una estación, de nuestro vagón bajó un negro con pinta bastante dudosa (está claro que el aspecto no asegura nada, pero si había que apostar por un chorro la apuesta segura era con ese), para, una fracción de segundo antes de que se cierren las puertas, tirar un manotazo por otra puerta y afanarle a un chinito un iPhone que llevaba en la mano bastante a la vista.

El timing fue perfecto... al momento en que el chinito se dio vuelta, la puerta se cerraba y el tren arrancaba.

Lo que me sorprendió fue que la chica que estaba al lado y lo vio, que se bajaba en la siguiente estación, antes de bajarse sacó un cuadernito, escribió sus datos y se los dejó al damnificado para que la use como testigo.

Otro le dijo que golpee la puerta del maquinista y lo reporte, cosa que hizo, y empezaron a llamar por radio a todos lados. Igual, dudo que el chinito recupere algo.

Sirvió para recordar que, si bien esto es más seguro que lo que estamos acostumbrados (nos sorprendió la cantidad de gente que va con iPhones, iPads, Kindles, etc etc a la vista en todo horario, aún muy tarde), en las grandes ciudades uno nunca puede descuidarse.

Empire State






Por la tarde nos fuimos al Empire State. Es un ícono tan fuerte que había que subir sí o sí, aunque duela unos morlacos, como todo en esta ciudad.

Subí yo solo con los chicos, ya que E. decidió con razón que pagar para darle de comer a su vértigo no tenía mucho sentido, y P., como había subido hace pocos años, optó por acompañar a su marido y aprovechar el rato para recorrer algunos negocios.

La vista desde el piso 86 es increíble. Y como subimos entre 4 y 4:30pm, después de verlo todo con luz de día decidimos esperar un poco ya que a eso de las 6pm ya oscurece, y ver la vista con imuminación nocturna.

Valió la pena la espera.

Arriba se puede estar afuera, o adentro. Adentro hay una calefacción espectacular, pero afuera, la cosa estaba entre frío y ventoso, y cruel.

En las caras sur y oeste, la cosa era tolerable: frío pero con cierto reparo del viento. En las caras norte y este la cosa era directamente violenta: un viento helado, huracanado, que en minutos te dejaba las manos doliendo (sin guantes para poder operar la cámara, claro). Pero simplemente era cuestión de entrar un rato, recuperar temperatura corporal, y volver afuera. A M. con sus resfríos la cuidamos y salió muy poquito, más que nada del lado reparado.

Una experiencia para recordar.

Brooklyn Bridge




En primer lugar, agradecemos a las empresas que hicieron esto posible. :-)

Hoy nos tomamos el subte al extremo este del puente (lado Brooklyn) y lo cruzamos a pie para el lado de Manhattan. La senda peatonal es bien ancha, y está dividida en dos por una franja pintada en el piso: peatones y bicicletas. No conviene distraerse y pasarse al lado de las bicis porque algunas de las que vienen en bajada vienen a tal velocidad que si llegaran a chocar a alguien habría varios huesos rotos.

Muy buena vista, la única lástima es que era un día bastante gris y eso no ayudaba.

Wednesday, March 9, 2011

Planes para hoy miércoles

Empezamos yendo en un subte distinto al de todos los días para ir al extremo E del Brooklyn Bridge y cruzarlo caminando.

Después la idea es ir al Empire State, y de ahí en más veremos.

En cuanto a las actividades sociales, anoche estuvimos comiendo en lo del primo de E. que vive acá, la pasamos muy bien. Y para hoy está invitada a comer C., la amiga de P. que vive acá y por cuya casa pasamos el domingo.

Central Park





Una parte del martes la invertimos en una caminata por un invernal Central Park. Caminamos, vimos otra pista de patinaje, el lago de los botes (sin alquiler de botes en esta época del año) donde los chicos le estuvieron dando de comer a unos patos, los típico puentes con túneles abajo, etc.

Qué lindo debe ser eso en otoño! En esta época es una muestra de la batalla de la naturaleza contra el duro invierno de estos pagos.

Es increíble que una urbe tan grande tenga un pulmón como este. Deben ser las hectáreas de terreno más caras del mundo...

Nos contaban que hay una asociación privada dedicada a cuidar el parque y lograr que sea lo que es, la cual recauda fondos entre empresas y residentes de la zona (digamos que en la zona hay algún que otro dolar para donar) y se invierte en cuidado del parque, seguridad, etc etc.

Nosotros vimos policía por todos lados, y por lo que nos dijeron unos años atrás de noche era lugar de venta de drogas, peleas entre bandas, asaltos, etc., y había un muerto por semana. Hoy eso es parte del pasado.

Rockefeller Center



Uno de los puntos tocados hoy en nuestra recorrida fue el Rockefeller Center, entre ellos la típica pista de patinaje.

Lo que no vimos fue la bandera argentina entre las tantas que rodean la pista. Vimos de docenas de países, vecinos y de los otros, pero la nuestra no estaba.

La habrán bajado luego del incidente del avión en EZE? ;-)